Día Mundial del Agua

Hoy día 22 de marzo se celebra el día Mundial del agua en plena pandemia de la COVID-19 que nos ha hecho olvidar otros muchos problemas a nivel Mundial y entre ellos la carencia de agua y las dificultades que sufren millones de personas que no tienen acceso al suministro de agua potable.

La importancia del agua es vital, lavarse las manos para cortar la transmisión del COVID-19 y otras enfermedades es fundamental. Si tienes agua para ello eres un privilegiado a nivel mundial.

Las Naciones Unidas declararon como fundamental el cuidado y preservación del agua dulce en todo el mundo como parte del desarrollo sostenible y así quedó plasmado en la Agenda 2030.

Según dicha organización, ente las causas de la disminución del agua potable están el crecimiento acelerado de la población en todo el mundo, donde se prevé que para el año 2050, esta cifra rondará los 10.000.000 en todo el globo, actualmente somos unos 7,7 millones de personas, pero además se está produciendo un incremento en la explotación de los acuíferos, la contaminación y cambio climático, provocando el desplazamiento masivo de millones de personas que han perdido sus hogares,  concentrándose en zonas ya pobladas y sobre explotando los recursos del agua potable.

Los conflictos políticos y geográficos, con intereses particulares como el dominio de los recursos naturales, uno de ellos, el agua, hacen que cada vez en algunas zonas mundiales tengan menos acceso a este bien global, que todos deberíamos poder disfrutar libremente.

Durante la historia de la humanidad desde los grandes imperios de China y Egipto se preocuparon en aprender a, no sólo utilizar el agua sino, a controlarla. La humanidad dependía de prácticamente de la agricultura y por eso se asentaban en las cercanías de los grandes rios, para poder realizar las captaciones que pudieran regar sus campos y generar el sustento principal para los pueblos, cereales, alimentos para el ganado, etc.

La Ingeniería Civil Moderna, donde España ha sido un claro ejemplo de optimización de recursos hidráulicos y de implementación de las infraestructuras que han hecho posible la gestión del uso el agua, donde grandes profesionales han creado un importante patrimonio hidráulico sin el cual difícilmente hoy tendríamos un acceso global al uso del agua.

Con el fenómeno del cambio climático el Ingeniero civil se ha tenido que adaptar a las nuevas exigencias y necesidades, perseverando en los trabajos de mantenimiento de presas y embalses, y su infraestructura hidráulica asociada,  aunque en los últimos años con poca inversión realizada por parte de la Administración.

Estas infraestructuras son de vital importancia, no sólo para garantizar la satisfacción de las demandas de agua sino para defender de las propias inundaciones o avenidas que van en aumento con el cambio climático, aunque muchas veces por los propios medios de comunicación hayan sido denostadas, pero que sin estas infraestructuras  los efectos de las inundaciones serían más catastróficos aun si cabe, aumentando la población que vive en zonas de alto riesgo, cuantificada en 2 millones de personas en España o incrementado los más de 800 millones de euros en daños que se producen actualmente en nuestro país.

Es necesario fomentar la I+D+i en el campo de las “Green Infraestructures” y en el uso del agua y en el uso de las energía alternativas a través del agua, para que de verdad sea un bien que potencie la economía de los países y para que su uso racional llegue  atodo el mundo.

La nuevas tecnologías, modelos matemáticos más preciso a través del uso del BIG DATA, las metodología BIM, el uso y aplicación e los nuevos entornos de trabajo, mediante captación de imágenes por satélite o la aplicación de los propios Drones harán que el Ingeniero Civil pueda poner a disposición de todos los habitantes de este planeta esa gota de agua que potencie la economía de las zonas deprimidas.

“El agua es la riqueza para la civilización humana y los seres vivos que hay que aprender a amar, vital para nuestra Tierra”. (Alameda 2020).

Juan Manuel Alameda Villamayor

Decano de la Zona de Madrid