28 de abril: Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo

Desde que en 2020 toda nuestra vida diera un giro inesperado debido a la pandemia, ésta ha incidido en casi todos los aspectos de nuestras vidas, tanto en el ámbito laboral, como en el académico y personal.

Me gustaría concienciar a todos sobre los nuevos riesgos a los que nos enfrentamos a diario, derivados de las nuevas circunstancias laborales que se nos plantean.

El Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo se centra en potenciar los elementos de un sistema que garantice las herramientas necesarias para evitar los riesgos a los que estamos expuestos.

En el día de hoy aprovecho la oportunidad para sensibilizar a todos los miembros de la sociedad y para estimular el diálogo sobre la importancia de crear e invertir en sistemas resilientes de Prevención de Riesgos Laborales, así como promover la prevención de los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales. En esta campaña de sensibilización destinada a centrar la atención sobre cómo la creación y la promoción de una cultura de la seguridad y la salud puede ayudar a reducir el número de muertes y lesiones relacionadas con el trabajo.

Los métodos de prevención de accidentes y enfermedades profesionales, se basan en la formación e información sobre los riesgos a los que estamos expuestos en el puesto de trabajo, sensibilizar a la población sobre cómo hacer que el trabajo sea seguro, saludable y sobre la necesidad de darle un mayor peso dentro de los procesos productivos.

Cada uno de nosotros es responsable de frenar muertes y lesiones en el trabajo:

  • Las administraciones, deben proporcionar la infraestructura (leyes y servicios) necesaria para garantizar que los trabajadores sigan siendo empleados y que las empresas prosperen.

  • Los empresarios, son los responsables de garantizar que el entorno de trabajo sea seguro y saludable.

  • Los trabajadores, tenemos la responsabilidad de trabajar de manera segura y protegernos, y no poner en peligro a otros.

 

Las nuevas formas de trabajo, nos exponen a nuevos riesgos, como los trastornos del sistema osteomuscular, cuadros de ansiedad o depresión. Las nuevas condiciones de trabajo, por ejemplo, mayores cargas de trabajo, intensificación del trabajo a raíz de los recortes de plantilla, malas condiciones asociadas con la migración por motivos labores.

A los riesgos derivados de los puestos de trabajo a pie de obra, conocidos por todos y cada uno de los miembros del organigrama, debemos de añadir aquellos que no vemos y, peor aún, pensamos que no existen. Debemos cuidarnos entre todos.

Somos numerosos los compañeros Ingenieros de Obras públicas los que nos dedicamos al campo de la Prevención, bien como técnicos de Prevención de Riesgos Laborales, bien como Coordinadores de Seguridad y Salud, los cuales nos esforzamos día a día por que todos y cada uno de nuestros compañeros vuelvan sanos y salvos a sus casas a reencontrarse con sus familias.

Además, el 28 de abril es la Jornada Internacional de Conmemoración de los Trabajadores Fallecidos y Lesionados, en memoria de las víctimas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

 

Noemí Enciso

ITOP. Técnica de PRL en Departamento de Obras Hidráulicas en OPS Infraestructuras y Servicios.

Noemí Enciso.JPG

Noemí Enciso

ITOP. Técnica de PRL en Departamento de Obras Hidráulicas en OPS Infraestructuras y Servicios.